viernes, 21 de noviembre de 2014

PRÓXIMO CURSO EN BARCELONA

 

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Chi personal



Si queremos gozar de buena salud, debemos cuidar nuestra energía vital o chi. Está bien saber cuáles son las fuentes de esta energía para recurrir a ellas en caso de necesidad. Éstas son las principales: la respiración, la luz solar, la alimentación y el ejercicio físico.

Los practicantes de yoga sabemos lo importante que es la respiración (la práctica de Pranayama se dirige a estimular y acumular prana o Chi). La respiración comienza en los seres vivos desde el momento de su concepción y su salud depende, en gran medida, de la calidad del aire que respiren. Debemos asegurarnos que el aire que respiramos sea de buena calidad y evitar los espacios con humo, cerrados o mal ventilados. 

Una buena respiración se realiza utilizando las tres zonas respiratorias (abdominal, costal y clavicular). Si la respiración está bloqueada, lo más efectivo es realizar vaciados pulmonares completos, apurando las exhalaciones hasta el máximo posible y de esta manera aparece, de forma espontánea, una gran inhalación. Si repites este ejercicio varias veces seguidas, empezarás a bostezar, prueba de que tus pulmones están respondiendo.

Otra forma muy sencilla de trabajar la respiración, es con un ejercicio que te traerá grandes beneficios. Se llama “Las 20 respiraciones conectadas” y consiste en realizar 4 respiraciones naturales, seguidas de una respiración profunda. Este ciclo de 5 respiraciones se repite 4 veces. Tanto la inhalación como la exhalación se efectúan por la nariz y deben sucederse de forma ininterrumpida. Te llevará apenas 2-3 minutos y verás cómo tu mente se despeja y se calma, a la vez que aportas al cuerpo una dosis extra de energía. 

También recargamos energía de la luz solar. La luz del sol es indispensable en la sintetización de la vitamina D y es la encargada de regular los ciclos circadianos, el reloj biológico  que regula las funciones fisiológicas del organismo. Este reloj marca un ciclo regular que se repite cada 24 horas y que coincide con los estados de sueño y vigilia. El cerebro asocia la luz con la actividad fisiológica, mientras que con la oscuridad inhibe estas funciones. Las personas que se ven obligadas a trabajar de noche y dormir de día ven afectadas su salud física y psíquica, ya que su organismo sufre un esfuerzo por permanecer activo en la fase nocturna de descanso y otro por dormir en la fase diurna de activación. La falta de luz solar también puede ocasionar tristeza, depresión o falta de vitalidad.

Otra fuente a través de la que recargamos energía es mediante una alimentación sana y equilibrada. Está ampliamente demostrada la importancia de la alimentación para prevenir e incluso curar enfermedades. Todos sabemos qué se considera sano y qué no, así que no entraré en ello. Señalaré que, otro aspecto que hay que tener en cuenta con los alimentos, es su cualidad yin o yang. Una dieta con exceso de alimentos yin (frutas, verduras, azúcares) pueden generar falta de energía o frio corporal. Un exceso de alimentos yang (carne, marisco, grasas, sal) puede provocar acaloramiento e irritabilidad. De modo que, el equilibrio, no sólo debe buscarse ingiriendo todos los grupos de alimentos, sino también  compensando las cualidades yin y yang de los mismos.

Mediante el ejercicio físico también nos recargamos. Muchos de nosotros hemos podido comprobar los beneficios de realizar ejercicio después de la jornada laboral. Somos como dinamos y el movimiento nos recarga. Practicar Chi Kung, Tai Chi o Yoga tienen un valor añadido porque sus ejercicios tienen como finalidad  incrementar y movilizar la energía vital. Si no tienes tiempo de ir al gimnasio y quieres empezar el día activando tu energía, te recomiendo practicar cada la mañana “Los 7 ritos tibetanos” (en internet encontrarás información). Después de su práctica sentirás calor (energía), vitalidad, la respiración ampliada y mayor flexibilidad articular. Son ejercicios sencillos y muy potentes que no te llevarán más de 10 minutos hacerlos.

Hay otras formas de elevar tu chi personal como  hacer cosas que te gusten, rodearte de personas que te apoyen, dedicar un tiempo a soñar despierto, procurar que tus pensamientos sean de calidad y saber disfrutar de los pequeños regalos de la vida. Para terminar, me gustaría indicar que es tan importante recargar la energía como mantenerla. Cuida tus pensamientos,  tus hábitos, las conversaciones que tienes y no la desperdicies  con quejas, victimismos, excusas o justificaciones  … 

Me despido de vosotros dando las gracias por las más de 156.000 visitas que he recibido hasta ahora. Os agradezco mucho también los comentarios que dejáis. 
Si estáis interesados en alguna actividad de las que realizo (consultas de feng shui en domicilios y empresas, charlas, cursos de iniciación o de formación) podéis escribirme a mjose@secretosdelfengshui.net. Os invito a que me sigáis en Facebook Los secretos del feng shui y en twitter @secretofengshui





miércoles, 19 de febrero de 2014

Tres principios en el Feng Shui



Hay tres principios fundamentales en el Feng Shui que deben respetarse en todo momento y en todo lugar para crear ambientes armoniosos:
  • Seguridad
  • Comodidad
  • Orden y limpieza

A la hora de decorar una casa, muchas personas sacrifican la seguridad y la comodidad por el diseño. Me he encontrado con casas muy bien decoradas, en las que no se habían tenido en cuenta estos dos principios y que resultaban realmente frías y poco acogedoras. Debes ver tu casa como nuestro refugio, el lugar en el que descansar y cargar pilas, en el que poder relacionarte con la familia y amigos y no tratarla como si fuera un museo. Si alguna vez te has dado una vuelta por una exposición de sillones, casi inmediatamente habrás identificado cuáles son los más cómodos: son los que cuentan con formas suaves, respaldos altos y reposabrazos mullidos. Lo mismo ocurre si te presentan una serie de escaleras, en seguida identificarás la más segura.

Cuando no se tienen en cuenta estos conceptos  encontramos, por ejemplo, salones con sillones y mesas de líneas muy rectas, con esquinas que sobresalen y que, en no pocas ocasiones, causan más de un disgusto; habitaciones minimalistas casi asépticas con mesillas angulosas que apuntan directamente a la cabeza de la persona que duerme; o escaleras voladas, muy bonitas desde el punto de vista estético, en las que ninguna madre dejaría solo a un niño pequeño.

Casi de forma instintiva nos vemos atraídos por los lugares que nos resultan seguros y cómodos, es nuestro cerebro primitivo es el que nos da esta información, casi todos nos sentimos incómodos si estamos sentados debajo de una estantería, o enfrente de una estructura que apunta directamente hacia nosotros.  

Entonces, según el Feng Shui ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de decorar?
  • Deben predominar las formas redondeadas
  • Hay que evitar colocar sillones o sillas debajo de estructuras amenazantes
  • Los sillones y las sillas tienen que estar siempre apoyados en una pared, estar fuera de las zonas de corriente de aire y tener a la vista la puerta
  • Se aconseja aportar calidez mediante complementos como alfombras, cojines, etc.

El otro principio es el del orden y la limpieza. En la entrada “Acumular objetos y Feng Shui” ya trato este tema. Para mi es fundamental y nunca realizo un estudio de Feng Shui, cura o remedio si antes no se ha hecho una limpieza a fondo y se ha puesto orden. A veces cargamos con muchísimas cosas que no tienen que ver con nuestra vida actual, tenemos armarios abarrotados en los que no hay espacio para nada más o guardamos objetos que no nos gustan por no ofender a las personas que nos los regalaron;  igual de perjudicial es guardar trastos rotos o inútiles. Nunca me canso de recomendar que hagas la prueba y que te atrevas a deshacerte de lo superfluo, de lo que hace más de un año que no usas, para que sientas la ligereza y el movimiento que se producirá en tu vida.  Te recomiendo leer la entrada “¿Qué hacer cuando estás estancado?”.

Para terminar, un consejo: si algo parece inseguro o incómodo, no lo compres. 

Me despido invitándote a seguirme en twitter @secretofengshui y en Facebook Secretos del Feng Shui.

Gracias y hasta pronto.


jueves, 23 de enero de 2014

Curso de Feng Shui en Madrid


El fin de semana del 8 y 9 de febrero estaré en Madrid impartiendo un curso de Feng Shui dirigido a todas las personas que tengan interés por conocer sus principios y quieran acercarse a este arte milenario chino.

De forma amena y con un lenguaje sencillo alcanzaremos los siguientes objetivos:
  • Aprender los conceptos básicos y  la filosofía que lo sustenta 
  • Conocer los criterios para ordenar, decorar y armonizar las distintas estancias
  • Desarrollar una sensibilidad especial para ver el entorno de forma diferente
  • Estudio del Mapa Ba-Gua

Hemos organizado una charla informativa para el jueves 6 de febrero de 19.30 a 20.30 en Espacio Ronda - Ronda de Segovia, nº 50 en la que presentaré el curso (entrada libre).

Si quieres inscribirte o ampliar la información puedes contactar con Carmen Trinidad en el teléfono 659.295.015 o enviarme un correo a mjose@secretosdelfengshui.net

Te esperamos!!

También puedes seguirme en Facebook Secretos del Feng Shui y en Twitter @secretofengshui






miércoles, 13 de noviembre de 2013

Feng Shui en la decoración de interiores





El Feng Shui tiene mucho que aportar en la decoración de interiores para lograr casas y oficinas más cómodas, sanas y armoniosas. En entradas anteriores he hablado de la importancia del equilibrio yin y yang, del significado de los colores y de la influencia positiva de mantener el orden y la limpieza. Aparte de estos aspectos tan importantes que has de tener en cuenta a la hora de decorar, también debes prestar atención a los objetos decorativos que eliges. Una vez que has decidido el uso que vas a dar a cada habitación y has elegido los colores y la iluminación más adecuados, selecciona de forma consciente los detalles que terminarán de dar personalidad a los espacios. Cualquier objeto que elijas para decorar refleja aspectos de ti mismo y del momento en el que te encuentras. Por este motivo, antes de escoger cualquier pieza decorativa, piensa qué transmite y opta solo por las que aporten belleza, armonía, energía y optimismo. Si buscas concretar proyectos no utilices obras de arte abstracto, si lo que buscas es estabilidad sentimental deshazte de trípticos e imágenes incompletas,  si estás cansado de estar solo/a rodéate de fotografías con tus amigos o familia. Ve más allá de lo evidente y observa el simbolismo de lo que te rodea.

Independientemente de los gustos personales, los objetos despiertan sensaciones. Los objetos inanimados, además de su propio Chi, poseen el que nosotros les transmitimos a través de nuestras reacciones, experiencias y recuerdos. Un recuerdo vinculado a un objeto puede cargarlo positivamente y provocar emociones agradables al mirarlo o al estar cerca de él. Me he encontrado con casas repletas de cosas y, al preguntar a sus dueños qué valor tenían,  me ha sorprendido escuchar que ninguno, son regalos, recuerdos de viajes de otras personas, objetos de compromiso que abarrotan y recargan el espacio sin aportar nada. Por eso no me canso de decir que, lo mejor que puedes hacer para mejorar el Chi de tu casa, es desprenderte de todo lo superfluo e inútil, de esta manera experimentarás una profunda sensación de equilibrio, comodidad y seguridad.

Por lo que respecta a la colocación de los muebles, debes hacerla de tal forma que se cree un camino para que el Chi pueda pasar a la velocidad adecuada y así disfrutar de sus beneficios: ralentiza el flujo de Chi en pasillos largos y estrechos colocando alfombras, cuadros o luces y mantén despejadas las habitaciones para que fluya libremente y no se estanque. En los sitios en los que el movimiento de Chi es muy rápido te sentirás intranquilo, mientras que en los lugares en los que su fluir es muy lento, te sentirás cansado. Para colocar sillones o sillas en las que vayas a pasar mucho tiempo evita las corrientes de aire, las esquinas y no los coloques de espaldas a una puerta.

Para finalizar te daré un consejo: si quieres hacer un cambio en tu vida o te encuentras atascado con algún asunto cambia 27 cosas de sitio (puedes hacerlo el mismo día o durante 9 días seguidos, moviendo 3 objetos cada día). Mi abuela solía decir "Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio", lo que yo te propongo es que no des por sentado que cada cosa tiene su sitio. Cambia los cuadros, renueva las fotografías, intercambia los cojines, las colchas, las alfombras, etc. notarás el movimiento energético, ¡asegurado!.

Me despido invitándote a seguirme en la cuenta de twitter @secretofengshui y en  Facebook “Secretos del Feng Shui”.

Gracias y hasta pronto.

miércoles, 12 de junio de 2013

Cómo colocar de la cama según el Feng Shui



Hola a todos, quiero empezar dando las gracias por todos los comentarios que dejáis. Intento contestar a todos, aunque muchos de ellos hacen consultas que están descritas en el post. Pido disculpas a aquellos a los que no contesto.

La entrada pasada "Orientación de la cama según el Feng Shui" ha suscitado algunas dudas que intentaré resolver.

Existe una jerarquía a la hora de trabajar con Feng Shui:
  • Lo primero que se tiene en cuenta es que el espacio sea sano y esté libre de geopatías. 
  • Lo segundo, que las formas sean adecuadas. Esto significa que los pies no estén orientados hacia la puerta, que no haya nada que parezca peligroso encima de la cabecera, que ninguna esquina amenazante apunte hacia la cama, que la forma abuhardillada del techo no oprima la cabeza, estar a salvo de corrientes, etc. 
  • Lo tercero a tener en cuenta es que las "Estrellas Voladoras" sean propicias (para saber cuál es el mapa de las "Estrellas Voladoras" de un lugar se necesita la ayuda de un consultor de Feng Shui tradicional).
  • Lo cuarto y último que se mira son las mejores orientaciones personales.

Esta jerarquía se respeta escrupulosamente, de forma que sólo si los tres primeros puntos son correctos, se toman en consideración las orientaciones. 

Dicho esto, paso a contestar algunas preguntas que me habéis hecho:

"En mi habitación tengo dos puertas, así que tengo dos opciones para colocar la cama: una es colocarla debajo de una ventana (que tiene cortinas pesadas) y la cabecera quedaría hacia el sur con los pies al norte y la otra opción es sobre una pared sólida, pero la cabecera quedaría al oeste con los pies al este, justo las dos opciones menos recomendables. Con cuál me quedo?"

De las dos opciones que me planteas, la mejor es desde la que controles la puerta de entrada sin tener los pies dirigidos a ella. Si tienes visión de la puerta desde las dos, la mejor es la de la pared sólida. Estar a salvo de corrientes de aire y tener control sobre la puerta es más importante que la orientación de la cama. 

"Hemos comprado una litera de metal lacada en blanco a nuestros hijos de 2 y 6 años para que duerman juntos. Están como locos y les hace mucha ilusión. El problema es que he leído que este tipo de camas son LO PEOR desde el punto de vista del Feng Shui, no sólo por el material, sino por la disposición (arriba-abajo) de las camas. ¿De verdad son tan malas? He leído que a los nacidos el año 2007 les favorece este tipo de material en las camas y que en el caso del pequeño, utilizando el color azul, se puede hacer más adecuada para él, ya que nació en el 2011."

Efectivamente, las literas son consideradas poco favorables para el Feng Shui por varios motivos: Uno es porque, dormir en un nivel más alto que el resto de la familia, simboliza autoridad y dominio y podría provocar que el niño que duerme en la litera de arriba tratara de imponer su voluntad al resto de la familia. Otro motivo es porque produce sensación de opresión a la persona que duerme en la cama de abajo y sensación de inseguridad e inestabilidad a la persona que duerme en la de arriba (su sistema nervioso no termina de relajarse por temor a caer).

Estos dos puntos son para tener en cuenta en las literas en general,  las de tus hijos en particular tienen un cabezal de metal y sin que me digas nada más supongo que será tipo forja, así que no se puede considerar un cabecero macizo.

Te propongo lo siguiente: Si de tus dos hijos uno de ellos es más sumiso o tiene falta de autoestima, que duerma en la litera de arriba para fortalecer su carácter. Y para mejorar la seguridad de la litera superior, coloca unas barandillas sólidas y altas. Para corregir el cabezal échale imaginación para hacer un cabecero compacto, tapizando espuma, añadiendo cojines (que estén sujetos), etc.

En cuanto a los elementos adecuados para tus hijos, creo que no has hecho bien el cálculo del número Kua y eso merecería otra entrada (no dices de qué sexo son ni el día de nacimiento ¿son los dos varones?). Si, por el momento no puedes cambiar las literas, prueba con los consejos que te doy y, si quieres nos cuentas qué tal ha ido.

Además, añado otros consejos generales para las camas de los niños:
  • Las mejores son las hechas con elementos naturales como la madera y lo bastante amplias para que los niños se puedan mover mientras duermen, sin peligro de caerse.
  • La cama debe colocarse encajada en dos paredes (en una irá el cabecero y en otra un lateral).
  • A la hora de colocar dos camas en la misma habitación, nunca hacerlo de manera que los pies de una encaren la cabeza de la otra. Tampoco se deben colocar las dos cabezas enfrentadas.
  • Por supuesto también se debe tener en cuenta colocar la cama  a salvo de corrientes y dominando visualmente la puerta.

"Siempre he tenido mi cama con la cabeza orientada al noreste y justo detrás tenemos la cocina de los vecinos, con microondas, etc. Hemos colocado "para probar a ver qué tal" el cabezal al sureste. Sé que no es la manera más correcta,  pero queríamos probar a ver cómo dormíamos así, porque hasta ahora no dormimos muy bien y nos levantamos agotados.
Con la posición de antes orientada hacia el noreste teníamos los pies aproximados a la puerta de la habitación y ahora la tenemos en el lateral. Dormimos en una cama sin cabezal, es un tatami japonés con un colchón 100% algodón. Sé que son varias preguntas, pero estamos un poco perdidos. La orientación anterior creemos que nos venía mal por la cocina de los vecinos y la posición actual "para probar" es sureste y tenemos la ventana en los pies. ¿Nos podrías guiar si estamos bien encaminados, por favor ?"

Si os despertáis agotados puede que no sea por la mala orientación de la cama, sino porque estéis durmiendo encima de alguna geopatía, como una corriente subterránea de agua (podríais sentir también frío en las rodillas o en los riñones y padecer de retención de líquidos en las piernas y varices), así que mi recomendación es que consultes con un experto y que, mientras tanto, realices la prueba de la sal explicada en la entrada "Chi" y veas qué resultados te da.

También puede ser que no descanséis bien por la contaminación electromagnética procedente de los aparatos eléctricos de la cocina de vuestros vecinos. En ese caso, se soluciona añadiendo un cabezal lo suficientemente ancho y macizo como para que cumpla la misión de "aislar". En cualquier caso,  no es aconsejable dormir en una cama sin cabecero, independientemente de la orientación que se adopte. 

Me gustaría dejar claro, siendo pesada incluso, que para colocar la cama en una orientación concreta tienen que estar resueltos y ser favorables los otros tres factores descritos al principio y explicados más extensamente en la entrada anterior. 

Termino dando las gracias a todos por vuestras consultas. Este tema y muchos más se tratan el el curso de Introducción al Feng Shui que imparto. Podéis ver la información del contenido y las fechas de los próximos cursos en la pestaña correspondiente y mis datos de contactos por si os interesa solicitar el estudio completo de vuestra vivienda o lugar de trabajo.

También podéis seguirme en la página de Facebook "Secretos del Feng Shui" y en twitter @secretofengshui.