jueves, 18 de octubre de 2012

Yin y Yang



El Feng Shui se puede comprender más fácilmente si se ve desde la perspectiva de la cultura china y la filosofía taoísta. Según éstas, existen dos fuerzas cósmicas, dos energías opuestas, que al mismo tiempo se complementan dando forma al Universo y a todo lo que hay en él. Los sabios de la antigüedad veían el Universo como algo en constante cambio que evoluciona a través de la interacción de estas dos fuerzas en continuo movimiento; estas fuerzas se conocen como YIN y YANG

El símbolo que representa el Yin y el Yang es un círculo dividido en dos mitades, una clara y otra oscura. Las fuerzas compenetradas del Yin y Yang se hayan en un movimiento equilibrado. Cuando una de las dos energías llega a su máxima expresión, inicia la transformación en su opuesto y en el centro de ambos está contenida la semilla del contrario. 

El Feng Shui se concentra en fortalecer el Chi que nos sustenta y que debe estar equilibrado entre estos dos extremos. Cuanto más extremadamente Yin o Yang sean el diseño o la decoración de un espacio, menos adecuado resultará para vivir o trabajar. La mayoría de nosotros sentimos necesidad de disfrutar del Chi que nos proporcionan la belleza, la comodidad y la seguridad y, sin embargo, muchas veces nos vemos privados de él. Continuamente nos resignamos en nuestra vida cotidiana a estar en espacios que no gozan de ese equilibrio y armonía que deseamos. Muchas veces soportamos estas condiciones porque no nos damos cuenta de hasta qué punto nos influye el entorno en el que nos movemos. Para poner un ejemplo, no resultará fácil dormir en una habitación ruidosa, pintada de colores vivos, en la que haya un televisor, un ordenador y un móvil que se usa como despertador (todos elementos yang). O el caso opuesto, no será adecuada una cocina en penumbra, con una barra de incienso encendida y música relajante. No exagero, esto me lo he encontrado en casas a las que he ido a hacer un estudio de Feng Shui.

Las propiedades básicas del Yin están relacionadas con cualidades o conceptos como femenino, frío, oscuro, trasero, blando, curvo, redondeado, Tierra, luna, bajo, pequeño, ornado, horizontal, floral.

Las propiedades básicas del Yang se asocian con cualidades o conceptos como masculino, calor, luminoso, frontal, duro, recto, anguloso, Cielo, sol, alto, grande, sencillo, vertical, geométrico.

En la filosofía taoísta, Yin y Yang exponen la dualidad de todo lo que existe y dependen el uno del otro, puesto que no puede haber luz sin oscuridad, ni frío sin calor, etc. Ambas fuerzas son totalmente opuestas y, sin embargo, cuando se combinan se convierten en símbolo de perfecta armonía. La aplicación  del concepto de equilibrio del Yin y Yang en el Feng Shui se traduce en buena suerte, salud y prosperidad. Sin embargo, cuando prevalece una de las dos fuerzas y este equilibrio se ve comprometido, aparece la mala fortuna, en forma de estres, problemas de sueño, enfermedad, irritabilidad, etc.

La mayoría de nosotros preferimos y nos sentimos atraídos por el “termino medio”, es decir, una combinación perfecta de las cualidades Yin y Yang, espacios donde estas fuerzas están en armonía, porque donde hay desequilibrio domina la energía negativa y, de forma instintiva y primaria, nuestro inconsciente lo reconoce.

Como ejemplo de una estancia extremadamente yin tendríamos una habitación oscura, con muebles de color negro, techo bajo y siempre en penumbra. Por otro lado, una habitación muy yang sería bastante grande, de techos altos con ventanas que dejan entrar la luz del sol, un espacio con poco mobiliario y de líneas angulosas. Para equilibrar la primera, se deben incorporar elementos yang como una iluminación más brillante y colores pastel más cálidos. Y para equilibrar la segunda, habría que añadir componentes yin como muebles más mullidos y tapizados y matizar la entrada de luz con cortinas o persianas. 

Una vez expuesta la teoría, te propongo un ejercicio

Dedica unos minutos a observar de qué forma se expresa el Chi en tu casa. 

Utiliza la lista Yin-Yang y observa si uno domina sobre el otro, si existe una combinación de ambos o si más o menos están equilibrados. De esta forma estarás utilizando la mirada del Feng Shui para precisar qué necesita cualquier estancia para convertirse en un espacio más confortable. Si hay algún desequilibrio evidente y sabes cómo solucionarlo, ponte manos a la obra. Si surge alguna duda, te invito a que me hagas la consulta.

Aprovecho para contestar a algunas personas que me han preguntado que si es adecuado pintar de color rojo una pared de la habitación donde duermen o utilizar colores vivos en las habitaciones de los niños. Después de todo lo dicho, queda claro que no. Las habitaciones son estancias destinadas a actividades yin, el color rojo es color yang. De la misma manera, sería inadecuado pintar las paredes del salón de colores oscuros, ya que está destinado a una actividad yang. 

Para finalizar compartiré algunos comentarios que me han llegado después de poner en práctica las entradas “Qué hacer si te sientes estancado” 

“Al final sale muy natural, me he pasado ayer desde las 20:00 hasta casi las 23:00 limpiando sin parar, no podía parar, necesitaba ordenarlo todo y tener solamente un olor: el de la limpieza. Ayuda mucho para descansar la mente, ordenar tu alrededor sobre todo tu propio hogar.
 Mañana continuo con la mesa de la oficina” 

“El orden, la palabra mágica, 
en algunos sentidos a mi me cuesta en el trabajo porque hay cosas y objetos que en un momento concreto toman vida propia y los puedes "resucitar", ¡y no caben en un cajón!
 Lo soluciono dándoles espacio sin esconderlos y les pongo nombre y todo. 
¿Hay alguna forma mejor de no convertirlos en ruido?”
 

“Estoy TOTALMENTE de acuerdo. De vez en cuando me dedico a "dar una vuelta" por los cajones y armarios de casa .... Sorprendente la cantidad de cosas de todo tipo que guardamos sin saber si quiera que las tenemos, con el consabido "por si acaso". Cuando llega el "acaso" lo mas probable será que no recordemos que ya "tenemos" y menos aún de dónde está.
 Además la sensación, después de una buena limpieza y criba, es tan agradable como darse una buena ducha ... 
Consejillos:
 Procurad que haya algunos trozos de pared diáfanos, dan sensación de amplitud y serenidad.
 Seleccionad los típicos objetos de adorno y guardad unos cuantos o bien concentradlos en una vitrina o una estantería de paso para no tener el lugar de trabajo o de descanso lleno de estímulos que dispersan y fatigan la mente.
 Tengo dos o tres "cajones de sastre" para "papeles y cosillas" importantes o interesantes pero de difícil clasificación, así se dónde buscar por categorías”. 

“Estaba como poseída … primera parte de la operación Feng Shui, ¡conseguida!” 

Para terminar, os invito a seguirme en la cuenta de Twitter @secretofengshui y en Facebook "Secretos del Feng Shui".


Mª José Pérez














8 comentarios:

  1. muy interesante esto, mira que quiero ordenar, pero con mi marido, como muchas cosas son de él, uff madre mia, que ganas tengo de limpieza jajaja
    gracias por compartir todo esto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, como dice el refrán "Querer es poder". No sé exactamente cuál será tu situación concreta, lo que sé es que cuando se trata de convivir hay que llegar a determinados pactos y acuerdos. Quizá un primer paso sea ese, establecer normas y, a partir de ahí, que cada uno se responsabilice de diferentes tareas en la casa.
      Por otro lado, en ocasiones se establece una especie de lucha de poder que no beneficia a nadie. Con esto quiero decir que muchas veces, la solución más fácil e inteligente es hacer lo que creamos que es conveniente y no esperar a que los demás piensen como nosotros.

      Eliminar
  2. Simpre que me voy de viaje, tengo la necesidad de dejar la casa súper limpia y ordenada, y con todos los ambientado res puestos...cuando vuelves del viaje, y llegas a casa la sensación es muy agradable, igual a la de meterse en la cama con las sábanas recién planchadas, jajajajajaj
    Igual parece un poco exagerado, pero cada uno tenemos unas manías determinadas, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo perfectamente a qué te refieres.
      Yo también recomiendo, después de limpiar, quemar una barra de incienso o pulverizar cualquier fragancia que te guste, poner algo de música relajante y salir a la calle durante un rato, dejando la casa vacía. La sensación cuando vuelves es muy agradable, porque de esta manera no sólo has hecho una limpieza física, sino que también has elevado la vibración energética y realmente se nota.

      Eliminar
  3. Mª José, ¿por qué dices que no es adecuada una cocina con una barra de incienso y música relajante? En mi casa, al tener cocina y comedor todo junto, no tengo otra alternativa que encender el incienso en el comedor (el cual se expande por todo el espacio abierto) y al mismo tiempo es donde practico yoga. De momento, no puedo hacerlo de otra forma. ¿Me aconsejas algún cambio?

    Por otra parte, espero tus comentarios sobre el tema que tenemos pendiente de la distribución (orientación) de la próxima sala de yoga que llegará en breve.

    Un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica,
      Cuando ponía el ejemplo de la barra de incienso en la cocina me refería que me he encontrado con algunas personas que, A LA HORA DE LA COMIDA, colocan incienso y música relajante en la cocina. La cocina y el salón son zonas dedicadas a las actividades en familia y, por lo tanto, en la decoración deben predominar los elementos yang, si no es así, se produce el desequilibrio del que hablo en esta entrada. Una cosa es tener la tele a todo trapo y con malas noticias mientras comes (lo que provoca cierto estres) y otra comer con el olor a incienso (que podría provocar sopor), hay que buscar un equilibrio.
      Cuando dices que tú enciendes incienso en el comedor, no me dices cuándo, en el caso que sea por la noche después de cenar, cuando ya estás en fase de relajación, es un uso diferente al comentado arriba, por lo tanto es correcto.
      En cuanto a lo que me comentas de los consejos que pides para la distribución de la sala de yoga, en el blog no puedo dar ese tipo de consejos, ya que son muy específicos. En un estudio de Feng Shui tradicional se tienen en cuenta la fecha de construcción, la orientación, la fecha de nacimiento de las personas que ocupan el espacio y el plano de la planta. Con todo esto se hace un mapa geomántico en el que se ve cómo se comporta la energía en ese lugar y cómo interactúa con cada una de las personas que lo habitan, pudiendo localizar y distribuir las estancias de forma que atraigan la salud y la prosperidad a la casa o lugar de trabajo. Como ves, es un trabajo bastante exhaustivo que requiere de un profesional, que puedo ser yo o cualquier otro que conozcas. Sólo de esa forma sabrás exactamente qué corresponde ubicar en cada una de las habitaciones con las que cuentas.

      Eliminar
  4. Espero obtener respuesta urgente por favor
    En mi casa he pintado doscirculos grandes en el mismo techo y uno a la mitad en el dormitorio a modo como sol naciente desde el placard... debo quitarlo o formar un ovalo con los dos o esta bien si a yin y yang se refiere?gracias por su respuesta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento no poder darte una respuesta concreta porque no me dices de qué color son los círculos ni su tamaño, tampoco me dices de qué color está pintada la habitación. En cualquier caso, para respetar el equilibrio yin-yang, cualquier elemento decorativo que se incorpore en la habitación no debería distorsionar la función para la que está destinada, es decir, el descanso. Hay decoraciones que en un salón o cuarto de juegos son apropiadas y no lo son tanto para la zona destinada a dormir. En cualquier caso, según la Escuela de las Formas, deberías evitar el simbolismo del tres en la habitación.

      Eliminar