viernes, 21 de diciembre de 2012

Cómo despertar el Chi con Feng Shui



"La limpieza antecede al orden, el orden a la armonía, la armonía al equilibrio y el equilibrio a la realización personal"

Como ya sabes, una de las formas más rápidas de aplicar el Feng Shui consiste en ordenar y limpiar. A lo largo del tiempo, los objetos de las casas y los negocios absorben Chi viciado que se queda pegado a los muebles que no se usan ni se cambian de sitio. Por ese motivo, las personas que frecuentan estos lugares van cayendo en una espiral de depresión, falta de vitalidad, aburrimiento, etc. Esto se debe, en parte, a que la energía que los rodea es muy pesada y los abate. Para combatirlo, lo que hay que hacer es empezar a mover las cosas. 

Despierta el Chi cambiando de sitio los muebles, las estanterías, los objetos, los cuadros, los adornos, renueva las fotografías, los cojines  y aprovecha para tirar todo lo que habías olvidado y se ha ido acumulando. Mientras lo haces, la energía se vuelve más ligera y el Chi se libera (ver entrada “Qué hacer si te sientes estancado”). 


El principio de que un espacio limpio mejora el Feng Shui se aplica tanto a la suciedad física como a la intangible (ver entrada “Limpieza energética”). Parece evidente, pero hay que recalcar que, a menos que se realice un esfuerzo constante y consciente por mantener el orden y la higiene, la suciedad y los trastos se acumulan a una velocidad sorprendente. 

Como ya he dicho otras veces, aplicar el Feng Shui a un espacio es como llenarlo de magia, está relacionado con inundarlo de vibraciones nutritivas. Por ejemplo, si cada mañana desayunas en un espacio de tu casa que cuenta con un Chi de calidad, la energía que absorbes en ese momento será positiva. Entre las 7 y las 9 de mañana son las horas dragón y, si creas un Chi positivo, habrás marcado la tónica para el resto del día. 


Coloca un bonito jarrón con flores frescas en el recibidor, encima de la mesa de la cocina, en la mesa de comedor, etc. Las flores simbolizan energía en crecimiento y siempre aportan buen Feng Shui porque irradian una valiosa energía yang hacia tu espacio. Eso si, deshazte de ellas cuando veas la primera señal de que se están marchitando, pues en ese momento simbolizan energía en decaimiento. 

El Chi también se despierta utilizando música y mediante la iluminación. Cuando un ambiente se vuelve demasiado silencioso es buena idea incorporar algo de música. La energía sonora es un medio muy eficaz para habilitar una buena energía. Elige música que eleve la vibración y evita la música estridente. En cuanto a la iluminación busca aquella que no provoque sombras, sobretodo a tus espaldas. También debes tener en cuenta que las lámparas que irradian su luz hacia abajo están indicadas para zonas de descanso, por ejemplo las de las mesillas de noche, mientras que para las zonas de actividad como salones y despachos hay que utilizar lámparas que proyecten la luz hacia arriba. En este punto, aprovecho para decir que las lámparas de luz fluorescente se consideran poco adecuadas en el Feng Shui, porque sólo emiten una parte de los rayos lumínicos y puede producir cansancio.

Otra forma muy eficaz de reavivar el Chi consiste en abrir persianas y ventanas para dejar pasar la luz y el aire. Esto también parece obvio, pero algunas personas dejan de hacerlo en invierno.

Como ves hay varias formas de aportar vitalidad a los espacios , si pones en práctica cualquiera de los que he expuesto aquí (o todos a la vez) verás los resultados inmediatamente, así que ... ¡manos a la obra!

Termino, como siempre, agradeciendo tu apoyo e invitándote a seguirme en twitter @SecretoFengShui y en facebook Secretos del Feng Shui.


2 comentarios:

  1. Ahora entiendo porque cambio tantas veces los muebles de sitio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Aprovecho para decir que, cuando una persona vive sola es libre de hacer cambios. Si, por el contrario vive acompañada, es conveniente ser respetuoso con el resto de personas que comparten casa, si no es así puede reinar el desconcierto.

      Eliminar