Qué es el Feng Shui?


“Donde no entra el sol, tiene que entrar el médico y donde no puede vivir un árbol, no puede ni debe vivir tampoco un ser humano. Suponiendo que pudiéramos plantar árboles en todas las calles estrechas del Madrid actual, nadie dudará que vivirían muy pocos, faltos de luz y de aire y, sin embargo, nos parece natural y corriente que allí vivan miles de seres humanos.”

Arturo Soria y Mata, ingeniero y urbanista español (1844-1920)


El Feng Shui es un arte que armoniza la energía en casas y lugares de trabajo. Está basado en principios milenarios de la sabiduría china y su objetivo es logar que los ocupantes de estos espacios gocen de buena salud, vitalidad, armonía y prosperidad.


La Organización Mundial de la Salud define a la salud como "un estado completo de bienestar físico, mental y social" y no meramente como ausencia de enfermedad.

Puedes no estar enfermo y, sin embargo, no sentirte bien. Se sabe desde hace muchos años que el entorno influye en nuestro equilibrio físico y psíquico. Tal vez estás viviendo o trabajando en un espacio insano si sufres alteraciones del sueño, si tienes sensación de cansancio, mareo o ahogo. Aparte de estas sensaciones tan físicas, puede que sientas que, desde que te has cambiado a tu nueva casa o desde que la has pintado, estás más triste, irritable o que, inexplicablemente tu relación de pareja parece que esté al borde del abismo.

Lo que el Feng Shui consigue es equilibrar el espacio y armonizarlo con las personas que lo ocupan. Un espacio equilibrado permite sentirse bien y este equilibrio se logra mediante la simetría del espacio, su proporción, forma, luz, color y distribución.

El Feng Shui aporta un nuevo escenario de análisis, invitándote a analizar los espacios laborales o personales para saber de qué manera te influye el entorno inmediato y poder modificarlo para asegurarte que te apoya para conseguir tus objetivos personales y profesionales.

Estaré encantada de ir contestando vuestras consultas e ir desgranando los pequeños secretos del Feng Shui para que lo incorporéis en vuestras vidas. 

Un abrazo,

Mª José Pérez